El Problema de Yorick

nº 2

BORGES APÓCRIFO

¿Qué habrá soñado el tiempo hasta ahora? Ha soñado a Yorick, que vive para siempre en unas palabras del ilusorio Hamlet. J.L.B. Alguien sueña

SUMARIO

 

 José-Ramón Blanco

Dos poemas sin título

Esencialidad máxima de la palabra como vía de conocimiento. La concisión extrema. Y el asombro.

"Nacen las tardes
de las abiertas esporas
de la acacia:

junto a tu casa crecen
los crespúsculos
que devora la noche 



inconmovible..."

 

* * *

 

Vicente Llamas

Despojos

Poesía táctil y visual. La realidad hecha carne, y el poeta, devorador, abriéndose paso hasta su centro.

"La lenta vigilia de mi madre,
la niña opaca de septiembre,
los erizos pudriéndose en el patio,
las cosas tempranas de la casa encendida
son los únicos rincones de las manos
que aún no sabe el otoño..."

* * *

 

 Antonio Ponce Sáez

Ficciones sobre la eternidad

Que Borges, además de un egregio narrador, fue un consumado pensador queda patente en este laberíntico ¿ensayo? de perplejidades irresolubles

"Una extraña gravitación me condujo a lugares no visitados de costumbre. Llegué a las inmediciones de mi infancia, donde la latitud era máxima en posibilidades, sin confines y apenas razón y palabra..."

* * *

 Juan Manuel Larumbe

Tango de Amanda

Vibrante -y emotiva- evocación de una vida cortada antes de tiempo, bajo la advocación de Víctor Jara y el hipnótico ritmo de la poesía amorosa de Neruda.

"El fantasma de Amanda vaga desnudo entre la vajilla y los espejos, detrás de la barra. Anida en las botellas oscuras del brandy añejo como un genio de arena y tres deseos..."

* * *

 Patricia Martín

Ejercicio de memoria

La literatura como glosa de los sentidos: voces, aromas, tactos de la gran urbe, el Buenos Aires Querido, ámbito sentimental de la memoria.

"Reconstruyo de forma minuciosa, sin dejar que escape a mi recuerdo detalle alguno. Hay mañanas que concentro mi atención en recorrer las veredas, las destino a retener cada color de baldosa, cada grieta, cada bache..."

 

* * *

 

Arturo Tendero

Homenaje

La claridad de un poeta intentando ahondar en los arcanos de otro. Un viaje de la sombra hasta la luz, o viceversa.

"Con tu acento porteño articulabas
las letras ya perdidas que formaron
el nombre más antiguo del Supremo.
Las que aún buscamos todos
con el presentimiento
de que buscar es la condena..."

* * *

 

Isaló Gómez

Solemne

Poesía del desagarro íntimo, pero nunca autocompasivo. La ironía y el coloquialismo como tablas de salvación.

"probablemente,
si alguien pide a gritos
desde una playa de guijarros
el más loco deseo:
que ardan sus ojos en ríos de cal viva..."

* * *

 Antonio G. Muñoz

Los conjurados

Sin ninguna relación con el título homónimo de Borges, este inquietante relato aventura un hipótesis quizá no descabellada (no lo será, a buen seguro, entre lectores inoculados del virus de la ficción).

Borges

Los temas más borgianos condensados en un solo poema, cómo no, borgiano.

"Albergas en ti el infinito simultáneo
De rostros innúmeros que te precedieron
Y cada segundo ya estás siendo otro
En multiplicación incesante."

 

 

 

* * *

 

Juan Muraña

Habla un troyano herido

No podía faltar el homenaje heroico al maestro. Troya fue. Pervive en este poema.

"Hace diez años hoy
que el horizonte se cubrió de mástiles y velas.
Hoscos guerreros en cónvavos navíos
nos deparaba el mar..."

* * *

 

 

Eloy M. Cebrián

El dios y el cuervo

El maestro aseguraba que todas las historias del mundo se pueden reducir a cuatro. Este relato hiperbreve nos ofrece una variación sobre el cuarto de los ciclos: el sacrificio de un dios.

La moneda de plata

Un hombre sin memoria deambula por un paraje desolado; la eternidad lo aguarda en ambos extremos del camino. Con sorpendente golpe de efecto final -esencia del relato breve- el autor evoca la fascinación de Borges por los héroes antiguos.

"Fatigué durante días la cóncava planicie, que era el mundo y era más grande que el mundo. De noche, la bóveda se poblaba de constelaciones desconocidas que infestaban mis sueños de locrua; de día, el horizonte reverberaba con espejismos..."

* * *

EL PROBLEMA DE YORICK